Pages

Friday, November 21, 2014

Estría medular del tálamo

La estría medularis talami, o estría medular del tálamo, es un haz de fibras nerviosas que marca la separación entre el tálamo dorsal y el tálamo medial. Se extiende a lo largo de la línea de adherencia del techo del tercer ventrículo hasta el tálamo y termina posteriormente en el trígono habenular. Está conectada al tálamo óptico, al hipotálamo, con el núcleo amigdalino y con el mesencéfalo.

Thursday, November 20, 2014

Trígono habenular

El trígono habenular esta constituido por los dos núcleos o ganglios de la habénula y la comisura que uno a ambos. Se halla ubicado entre el protectum del mesencéfalo y la tela coroidea del tercer ventrículo. El trígono habenular participaría en la regulación del líquido cefalorraquídeo a través de la barrera hematoencefálica. Por medio de su conexión al fascículo epitálamo epifisario de Roussy y Mosinger posería una actividad refleja céntrica somatovegetativa y somato olfativa.

Composición y formación del líquido cefalorraquídeo

El líquido cefalorraquídeo (LCR) está principalmente formado por agua y contiene los constituyentes inorgánicos del plasma; es decir, 90% agua, siendo restante porcentaje glucosa, proteinas (con un 0,02% de albúminas y globulinas) y grasa, más 0,75% de ClNa. Es transparente, incoloro y tiene reacción alcalina, siendo su peso específico de 1004 a 1006. El volumen total de líquido cefalorraquídeo de 100 a 150 cc. Cuando se pierde al exterior por una fístula abierta, la cantidad formada diariamente puede revasar los 200 cc e incluso alcanzar un litro.

Formación del LCR

Es producido por los penachos vasculares de los plexos coroideos, que se hallan en su mayor parte en los ventrículos laterales. Luego de ser segregado el LCR pasa por los agujeros de Monro (foramina interventriculares) al tercer ventrículo, acueducto de Silvio, cuarto ventrículo y sale fuera por los agujeros de Luschka y de Magendie al espacio subaracnoideo, tanto al cerebral como al medular.

Experimentalmente, si se introduce un catéter en el tercer ventrículo se obtiene un caudal permanente de líquido. Por otra parte, si se ocluye o bloquea el acueducto de Silvio, los ventrículos laterales se distienden extraordinariamente por la retención de líquido, denominándose a este estado hidrocefalia interna. Clínicamente, los tumores del tallo cerebral que obstruyen el acueducto de Silvio producen efectos idénticos.

Se provoca una hidrocefalia unilateral cuando se ocluye un agujero de Monro. En cambio, la obtrucción de los agujeros de Magendie y de Luschka producen la distensión de todo el sistema ventricular. Esto puede resultar de la mayoría de formas crónicas de meningitis, como la meningocócica y sifilítica, que afectan principalmente la base del encéfalo.

Wednesday, November 19, 2014

Irrigación cerebral

La irrigación cerebral es llevada a cabo por dos arterias importantes: la carótida interna y la arteria basilar. La primera nace de la división de la carótida primitiva en interna y externa, y la segunda de la unión de las arterias vertebrales. El par de carótidas primitivas, izquierda y derecha, se originan a su vez en el cayado aórtico y el tronco braquicefálico respectivamente. Por su parte, las vertebrales nacen en las arterias subclavias izquierda y derecha.

La carótida interna y la basilar forman el círculo o polígono de Willis, que es una anastomosis arterial que se encuentra en la base del cerebro. De la parte anterior de este círculo se originan las arterias cerebrales media y anterior, la cuales ascienden y se ramifican para irrigar todo el lóbulo frontal, el cuarto anterior del lóbulo parietal y el tercio anterior del temporal. De la parte posterior de este círculo de anastomosis, constituida por las arterias comunicantes posteriores, nacen las dos arterias cerebrales posteriores, izquierda y derecha, las cuales suministran sangre oxigenada al lóbulo occipital, y partes posteriores de los lóbulos parietal y temporal.

En cuanto a los capilares, que han sido bien estudiados por Wolff entre 1936 y 1938, la corteza cerebral posee unos 1.000 X mm2 y la sustancia blanca unos 300 X mm2, sin anastomosis arteriovenosa y con una permeabilidad de 28 Amstrong.

En cuanto a la circulación venosa, cada hemisferio cerebral descarga la sangre venosa ipsilateralmente a la yugular interna. En cuanto al seno longitudinal superior, el mismo se continúa con el seno lateral derecho y luego con la yugular interna derecha. En cambio, el seno longitudinal inferior drena la sangre venosa subcortical y luego a la yugular interna izquierda.

Tuesday, November 18, 2014

Glándula pineal

La glándula pineal, o epífisis cerebral, es una pequeña estructura de forma cónica, y del tamaño de un arbeja, que se halla en la pared posterior del tercer ventrículo, en la base del cerebro. Está unida al mismo por dos láminas nerviosas, denominadas nervios conarios. Compuesta por cuerpos de neuronas, la función principal de la glánudla pineal es la de segregar melatonina, la cual en los mamíferos desempeña un papel importante en el sueño, envejecimiento y reproducción, siendo, por lo tanto, esencial en el reloj biológico de los animales.

Microscópicamente, la epífisis cerebral está constituida por dos tipos de células: neuronas parenquimatosas, o pineocitos, las cuales tienen nucleos grandes y citoplamas con numerosas granulaciones secretoras; y células gliales o astrocitos, con núcleos pequeños y oscuros y granulaciones igualmente secretoras.

En 1959, Hamamoto demostró que la pinealectomía (extirpación de la glándula pineal) acelera el crecimiento corporal y el peso de las glándulas adrenales, tiroides y gónadas, con disminución de fosfatasas alcalinas. Es evidente que este órgano ejerce una actividad desaceleradora a través del sistema neurohipofisario, regulando la secreción gonadotrófica.

Monday, November 17, 2014

Efectos de tumores cerebrales en el sistema nervioso central

El efecto principal de tumores cerebrales es que altera la relación del líquido cefalorraquídeo con los centros nerviosos. Si hay un aumento en el contenido intracraneal, como en el caso de un tumor del cerebro, se habilita espacio por la expulsión de una cantidad de líquido cefalorraquídeo. Luego los vasos sanguíneos son comprimidos y las circunvoluciones se aplanan y gradualmente hay un aumento general de presión por encima de la tienda del cerebelo.

Este aumento de presión se transmite a la prolongación del espacio subaracnoideo que rodea el nervio óptico. Las primeras estructuras del nervio que sufren de la compresión son las venas; la sangre aun puede correr por las arterias y llegar a la papila, pero su retorno es dificultado. En consecuencia, las venas del extremo del nervio están repleta y turgentes y exudan líquido en este punto de mínima resistencia. El aspecto resultante, al análisis oftalmológico, recibe el nombre de edema papilar. La presión se ejerce entonces en la fosa posterior del cráneo. Como consecuencia, el cerebelo es gradualmente impelido contra el agujero occipital, tapando esta abertura a la manera de un corcho.

La perturbación de las estructuras bloquea probablemente los agüjeros de Magendie y de Luschka, impidiendo la salida de líquido cefalorraquídeo al canal medular, donde ocurre una importante absorción. Pronto se establece un circulo vicioso. El líquido no puede escurrirse de los ventrículos y no es absorbido y, como concecuencia, se produce una hidrocefalia. Esta aumenta, aun más, la presión intracraneal, introduce más firmemente al cerebelo en el agujero occipital y los vasos cerebrales son más comprimidos; finalmente, la muerte ocurre por anemia medular.

Friday, November 14, 2014

Propiedades de la sinapsis

La sinapsis entre neuronas, o neuronal, posee las siguientes propiedades:

1) Polaridad funcional: la sinapsis conduce sólo en una dirección, es decir, desde axón de una neurona hacia la dendrita o cuerpo de otra. En una cadena de neuronas, las dendritas se conducen centrípetamente y los axones centrífugamente.

2) Retardo sináptico: el impulso nervioso presináptico no promueve la partida inmediata del impulso postsináptico y como consecuencia origina un retardo. A nivel de la sinapsis la conducción disminuye de 1 a 3 mseg o más. Cuando la respuesta es facilitada, el retardo se conduce al periodo refractario de 0,5 a 0,9 mseg.

3) Bloqueo: la sinapsis permite la propagación del estímulo. Es decir, que mientras la polarización de la neurona establece el sentido del progreso del impulso nervioso, el bloqueo lo conduce a los efectos convenientes.

4) Correspondencia númerica: cada impulso presináptico eficaz promueve un impulso postsináptico.

5) Modificaciones de la excitabilidad: un impulso presináptico eficaz promueve modificaciones de la excitabilidad de la neurona postsináptica, originando tres períodos: refractario absoluto, refractario relativo y supernormal.

6) Modificaciones de la amplitud: la sinapsis puede modificar la amplitud del impulso presináptico, aumentando o disminuyendo el postsináptico.

7) Limitaciones de la frecuencia: son bajas a nivel de los centros nerviosos y altas en ciertas neuronas especializadas, como las de Renshaw o los receptores periféricos.

8) Transmición sináptica: puede ser a) monosináptica, como ocurre en ganglios sinápticos catenarios y circuitos reflejos medulares de posición; b) polisináptica, que se observa entre las conexiones interneuronales del sistema nervioso central. La transmisión sináptica es de 0,5 a 1 mlseg.