Pages

Monday, July 6, 2015

Rama circunfleja de coronaria izquierda

La rama circunfleja de la coronaria izquierda es una de las dos ramas principales en la que se divide esta importante arteria del corazón, siendo la otra: la arteria descendente anterior. Desde el punto donde nace, gira hacia la izquierda, siguiendo un recorrido circular hacia la parte posterior a lo largo del surco aurículoventricular que separa la aurícula izquierda del ventrículo izquierdo. En el tramo inicial o proximal de la circunfleja, nacen de ésta las arterias marginales obstusas, que tienen recorrido descendente. En su tramo posterior, la circunfleja proyecta una o más ramas postero-laterales.

Función

Irriga la parte lateral-posterior del ventrículo izquierdo, como así también el músculo papilar anterior. En un 35 a 40% de las personas, una ramificación de la circunfleja se anastomosa con las arterias sinoatriales para irrigar también el nódulo sinoauricular.


Imagen de la superficie esternocostal del corazón que muestra las arterias coronarias; entre ellas la rama circunfleja

Friday, July 3, 2015

Oclusión de las coronarias

La oclusión de las coronarias es el estrechamiento (o bloqueo total) de la luz del vaso de estas arterias que irrigan el miocardio. La oclusión puede ser por placa de ateroma o por trombo, en forma gradual o repentina. La rama anterior descendente de la coronaria izquierda es particularmente importante, pues se suele ocluir con una frecuencia mayor que las de las demás ramas conjuntamente. Esta rama irriga parte de ambos ventrículos, por ejemplo, la pared anterior y la punta del ventrículo izquierdo, el tercio anterior del ventrículo derecho y parte del tabique interventricular. En su distribución capilar y precapilar se anastomosan abundantemente entre sí las ramificaciones de la rama anterior descendente; y entre sí también las de las coronarias derecha e izquierda. Se ha demostrado en los experimentos que si se ligan las dos ramas principales de la arteria coronaria izquierda se suele producir inmediatamente la muerte por fibrilación ventricular. En cambio si solo se liga la rama circunfleja, o la descendente anterior, el sujeto puede tardar en algunas ocasiones de varios días a tres semanas en morir.

Las exigencias vasculares del músculo cardíaco son, sin embargo, tan considerables, que si se ocluye suficientemente una de estas grandes ramas muere el tejido muscular cardíaco de la correspondiente región, produciéndose infarto. En cambio, si un vaso coronario se ocluye gradualmente, se va estableciendo una circulación colateral adecuada por anastomosis, por el que el vaso puede llegar con el tiempo a ocluirse por completo sin perjuicio ninguno. Según Gross, la anastomosis de la circulación coronaria se hacen más efectivas y extensas con los años, por lo que, a igualdad de las demás circunstancias, el corazón de un hombre de sesenta años está mejor dispuesto para resistir los efectos de la oclusión coronaria que el de un hombre de veinte. Los resultados de la oclusión coronaria dependen, por lo tanto, del tamaño y situación del vaso, de la velocidad de la formación de la oclusión, de la edad del enfermo y del estado de la circulación general.

Rama descendente anterior de coronaria izquierda

La rama descendente anterior de la arteria coronaria izquierda, o arteria intraventricular anterior, es un importante vaso sanguíneo del corazón que irriga una vasta región del miocardio con sangre oxigenada. Es una de las dos ramas en la que se divide la coronaria izquierda, siendo la otra: la arteria circunfleja. Como su nombre lo indica, la rama descendente anterior tiene un curso descendente, casi vertical, extendiéndose hasta la punta del corazón (extremo apical). En su trayecto se desprenden de esta arteria ramas colaterales, tanto izquierdas como derechas, siendo la de mayor calibre la rama diagonal de la descendente anterior.

Función

La rama descendente anterior de la coronaria izquierda tiene no solamente una importancia vital desde el punto de vista fisiológico, sino que también desde el punto de vista clínico porque es la arteria cardíaca que se ocluye con mayor frecuencia; de ahí que también sea llamada "la hacedora de viuda", ya que su oclusión es la causa más frecuente de infarto de miocardio. Entonces, la rama descendente anterior suministra con sangre oxigenada a la pared anterior, lateral y apical (punta inferior) del ventrículo izquierdo, como así también el septo intraventricular.

Abajo, vasos sanguíneos de la superficie esternocostal del corazón, donde se muestra la rama descendente anterior de coronaria izq.

Thursday, July 2, 2015

Flujo coronario durante el ejercicio muscular

El volumen-minuto máximo del corazón durante el ejercicio muscular es aproximadamente de 40 litros. Supongamos que la presión arterial media sea de 100 milímetros de Hg. El trabajo del ventrículo izquierdo (volumen de sangre evacuada x resistencia) puede calcularse fácilmente y vale 128 calorías. Si el rendimiento mecánico del corazón es del 20 %, la energía total liberada por los cambios químicos es igual a 128 x 5 = 640 calorías por minuto. Si el trabajo del ventrículo derecho es la cuarta parte del del izquierdo (por el menor valor de la presión de la arteria pulmonar), la producción total de energía por el corazón es de 640 + 160 = 800 calorías por minuto, para las cuales son necesarias 160 centímetros cúbicos de oxígenos (1 cm3 de oxígeno = 5 calorías). Si se obtienen 12 cm3 de oxígeno de cada 100 cm3 de sangre coronaria, el flujo de sangre a través de las arterias coronarias debe ser de 1,4 litros por minuto (de 2 a 3 veces el volumen del corazón). Este flujo coronario tan abundante hay que atribuirlo a la reducción considerable del contenido de la sangre en oxígeno; al aumento de la tensión del CO2 y de la concentración de iones H de la sangre; a la secreción de adrenalina; a la inhibición refleja de las fibras vasoconstrictoras vagales.

Tuesday, June 30, 2015

Flujo coronario durante los distintos períodos del ciclo cardíaco

Las arterias coronarias se llenan durante la diástole y la primera parte de la sístole ventricular. Durante el período de vaciamiento del sístole ventricular, el flujo coronario se reduce a un mínimo, a pesar del aumento de la presión intraaórtica, lo que se atribuye a la compresión de las ramas intramusculares de las vasos coronarios. El flujo coronario comienza a aumentar así que termina el sístole ventricular y rápidamente alcanza su mínimo, en el que persiste hasta el final de la contracción ventricular isométrica. El desagüe de la sangre por el seno coronario es, sin embargo, máximo durante el período de vaciamiento y está también aumentado, en menor grado, durante el sístole auricular.

Monday, June 29, 2015

Inervación y circulación coronaria

Como demuestran las experiencias de degeneración, los vasos coronarios reciben una inervación abundante del vago y simpático. Por el vago pasan las fibras constrictoras de las arterias coronarias. La sección del vago aumenta y la excitación de su cabo periférico disminuye el flujo coronario. En este último caso, se obtiene el mismo resultado, aun manteniendo artificialmente al corazón, por medio de su excitación eléctrica en su anterior frecuencia de contracción. En cambio, la excitación del simpático dilata las arterias coronarias; por ejemplo, la anemia cerebral y la asfixia provocan la dilatación coronaria, en parte por la excitación de la inervación simpática de los vasos coronarios.

La anoxemia aumenta considerablemente el flujo coronario. Una disminución al 80 % de la saturación de oxígeno de la sangre arterial produce poco efecto, pero una disminución de hasta el 50 % aumenta de 4 a 5 veces el flujo circulatorio de las arterias coronaria. El exceso de anhídrido carbónico (CO2) determina un efecto mucho menor; en cambio en el contenido de CO2 del aire inspirado, de 3 a 7 % (que eleva la concentración de iones H de la sangre) sólo aumenta en 50 % el flujo coronario. La adrenalina dilata las arterias coronarias en la mayor parte de las especies animales: bandas aisladas de las ramas mayores de las coronarias del hombre se contrae por acción de la adrenalina, sin embargo, se dilatan las ramas más pequeñas. La histamina, que posiblemente es liberada en los tejidos activos, ejerce efectos variables en las distintas especies: dilata la coronaria del gato, en cambio las contrae en el perro.

La influencia de la presión arterial en la circulación coronaria es notable. La presión aórtica media es uno de los factores más importantes que regulan la circulación coronaria. Así por ejemplo vemos que un aumento en la presión de la sangre de 50 a 130 milímetros de Hg eleva el flujo coronario de 20 a 250 centímetros cúbicos por minuto. Una presión arterial baja, en cambio, se cual fuere la causa que la produzca, disminuye el riego sanguíneo de las coronarias, con la nutrición defectuosa subsiguiente del corazón, que a su vez contribuye a reducir el estado circulatorio.

Friday, June 26, 2015

Diferencia entre músculo cardíaco y músculo esquelético

Aunque el músculo cardíaco también está compuesto de fibras estriadas, difieren de las del músculo esquelético, que es voluntario, por particularidades importantes. Por ejemplo, las fibras cardíacas, llamadas miocardiocitos, son cortas en comparación con las fibras esqueléticas, que son elongadas y cilíndricas. Por su parte, los miocardiocitos sólo tienen un solo núcleo, mientras que los miocitos del músculo esquelético son multinucleados. Cada fibra del miocardio sólo tiene un tercio del diámetro de una fibra esquelética, pero contiene más sarcoplasma. El músculo cardíaco también tiene menos tejido conectivo y no está anclado a ninguna estructura ósea. En el miocardio, la estriación es menos evidente, con los núcleos situados en el centro de la substancia de la fibra, dividiéndose en varias ramas que las unen con las fibras vecinas.

Sin embargo, la diferencia fundamental del músculo cardíaco con el músculo esquelético es que su contracción no depende del cerebro, es decir, de nuestra voluntad, sino que es una función autónoma, gracias a fibras especializadas para la conducción y contracción. Estas fibras modificadas especiales forman el sistema de conducción del corazón, que son los nódulos sinoauricular y aurículoventricular, como así también el haz de His y las fibras de Purkinje. Los procesos metabólicos del miocardio son exclusivamente aeróbico.