Pages

Tuesday, October 14, 2014

Anatomía del cerebelo

El cerebelo se halla situado en la fosa posterior del cráneo y está unido al tronco encefálico por tres pares de pedúnculos cerebelosos, denominados comúnmente superior, medio e inferior, respectivamente. Mide de 10 a 12 cm de ancho, por 5 cm de alto y largo. El cerebelo se encuentra separado del cerebro por la tienda del cerebelo, que se halla por encima de éste, y del eje encefálico por la cisterna magna y el cuarto ventrículo.

Desde el punto de vista de su anatomía, el cerebelo constanta de dos grandes partes: el lóbulo floculonodular y el cuerpo del cerebelo, separados entre sí por la cisura posterolateral. El lóbulo floculonodular sería filogenéticamente el más antiguo y está en conexión principalmente con las estructuras del tronco encefálico, como la oliva bulbar y, sobre todo, los núcleos vestibulares.

El cuerpo del cerebelo se halla subdividido, a su vez, en dos porciones por la cisura primaria de Smith, que son los lóbulos anterior y posterior. El lóbulo anterior del cerebelo se halla compuesto por estructuras radiales y únicas, que se denominan de adelante atrás: língula, lóbulo central y culmen. El lóbulo posterior es la parte más extensa de la corteza cerebelosa y comprenden estructuras medianas que son: el lóbulo simple, el declive, el tubérculo, la pirámide y la úvula y, lateralmente, los lóbulos ansiformes, los lóbulos paramedianos y los paraflóculos.

Desde el punto de vista embriológico, filogenético y fisiológico, existen tres zonas: 1) el arquicerebelo, que comprende el lóbulo floculonodular y que está conectado con estructuras del tronco encefálico; 2) el paleocerebelo, compuesto por el lóbulo anterior (língula, lobulo central y culmen) y parte del lóbulo posterior (pirámide, úvula y paraflóculos) y que es la zona especialemente relacionada con las aferencias y eferencias medulares; 3) el neocerebelo, parte especialmente desarrollada en el hombre y los primates superiores, está destinada, sobre todo, a las conexiones cerebrocerebelosas y que comprenden el declive, el tubérculo y los lóbulos ansiforme y paramediano.

Wednesday, October 8, 2014

Fisiología de la menstruación y el embarazo

La función hipofisaria anterior está influida por estímulos sensoriales, excitaciones emocionales, empleo de drogas o concentraciones sanguíneas de esteroides. Todas estas influencias parecen actuar sobre células neurosecretorias del hipotálamo, mediada por la hipófisis.

Las células neurosecretorias de los núcleos hipotalámicos liberan sustancias humorales hacia el sistema portal hipofisiario, causando liberación o inhibición de los principios gonadotropicos de la hipófisis. Otras sustancias humorales pueden viajar directamente de los núcleos hipotalámicos por los axones hacia el lóbulo posterior de la hipófisis que sirve como almacén de reserva. Como las células hipofisiarias son sensibles a la aplicación directa de adrenalina, esta sustancia y algunos fármacos relacionados con ella pudieran actuar sin mediación de los centros hipotalámicos; sin embargo eso no parece ser cierto para los compuestos esteroides que ejercen su influencia sobre los núcleos hipotalámicos pero no sobre las células hipofisarias per se.

Los principios hipotalámicos parecen ser pequeños polipéptidos. Son solubles en agua y se designan como factores liberadores la hormona folículoestimulante (FSH) y la hormona luteinizante (LH). Antes de la pubertad los centros hipotalámicos están inhibidos por estrías terminales de una zona en el complejo amigdalino. La maduración en el sistema nervioso central libera en alguna forma esta inbibición, iniciándose de esta manera la pubertad.

Tuesday, October 7, 2014

Histología del cerebelo

Hísticamente, debemos distinguir en el cerebelo la corteza cerebelosa, que es externa, la sustancia blanca, y los núcleos grises centrales. Histológicamente, la corteza del cerebelo está compuesta por tres capas de células. La más externa recibe el nombre de capa molecular y comprenden las células multipolares, llamadas células en cesta. Los cilindroejes de estas células se dirigen al comienzo paralelo a la superficie y luego se orientan hacia la profundidad, finalizando alrededor de las células de Purkinjes, que forman la segunda capa. Las células de Purkinje de la segunda capa tienen tamaño mayor que las células multipolares en cesta, con forma de botella o florero. Sus axones se dirijen a la sustancia blanca cerebelosa, finalizando en el núcleo dentado. La tercera capa se llama granulosa y en ella se hallan contenidas las células denominadas granos, cuyos axones se conectan con las células de Purkinje.

En la sustancia blanca tienen especial importancia las fibras exógenas que llegan al cerebelo en dos grupos: las fibras trepadoras y las musgosas. Las fibras trepadoras se dirigen directamente a la capa externa o molecular para virar hacia abajo y terminar luego en las células de Purkinje de la segunda capa. Las fibras musgosas terminan en la capa granulosa (tercera capa) alrededor de los granos cerebelosos y juntamente con las dendrítas de dichos granos constituyen el llamado glomérulo cerebeloso.

Los núcleos del cerebelo constituyen cuatro partes de acumulaciones celulares ubicadas en la parte profunda del cerebelo. Desde dentro hacia afuera son: los núcleos fastigiales, los núcleos globosos, los núcleos emboliformes y los núcleos dentados. Estos núcleos dentados son los más desarrollados en el hombre y dan orígen al pedúnculo cerebeloso superior, la parte parvocelular del núcleo rojo e indirectamente vinculan el cerebelo con la corteza cerebral. Los nucleos fastigiales corresponden al arquicerebelo, y los emboliformes y globosos al paleocerebelo y neocerebelo respectivamente. Los cilindroejes de las células que constituyen los distintos núcleos cerebelosos emergen por los pedúnculos cerebelosos.

Monday, October 6, 2014

Leishmaniasis visceral americana


La leishmaniasis visceral es una infección producida por el protozoo Leishmania donovani, que incluye las sub-especies L.d. donovani, L.d. infantum y L.d. chagasis. Estos parásitos son transmitidos por un mosquito del género Lutzomyia. Como su nombre lo indica, es una infección que afecta las vísceras y es la forma de leishmaniasis más grave. Fue inicialmente reconocida en India y se le dió el nombre de kala-azar, que significa fiebre negra. En ell nuevo continente se la conoce simplemente con el nombre de leishmaniasis visceral americana.

Después de la picadura del mosquito, existe un período de incubación que varía de 4 a 10 meses. En muy pocos casos se encuentran lesiones iniciales en la puerta de entrada (lugar de la picadura del mosquito), siendo en la mayoría de los pacientes de evolución crónica. Cuando ocurre la invasión visceral se inicia la fiebre, casi siempre progresiva y elevada, remitente o intermitentes, que dura semanas y se alterna con perídos afebriles. Posteriormente la fiebre es persistente y ondulante. El bazo crece gradualmente y sobrepasa el reborde costal. En la forma crónica la esplenomegalia es muy marcada y puede llegar hasta la fosa ilíaca, lo cual abulta considerablemente el abdomen, más notorio en niños y pacientes caquécticos. El hígado crece también pero la hepatomegalia no es tan intensa. Existe tambien linfoadenopatía generalizada, especialmente de ganglios mesentéricos. La piel está hiperpigmentada, signo que originó el nombre de la enfermedad en la India.

Después de varios meses de enfermedad, con los períodos febriles y afebriles descriptos, el paciente llega a la emaciación (adelgazamiento extremo), con formación de edemas en miembros inferiores, presenta anemia, leucopenia, y trombocitopenia. Hay estomatitis debido a agranulocitosis por el compromiso medular. Las hemorragias gingivales, epístaxis, púrpuras y petequias son frecuentes en este período y se deben a alteraciones en el mecanismo de coagulación. Luego de unos dos años de padecer la enfermedad, la mayoría de los pacientes mueren por infecciones intercurrentes o complicaciones como hemorragia y disentería bacilar.

Diencéfalo

El diencéfalo es la parte del sistema nervioso central que une el cerebro con el tronco del encéfalo (protuberancia anular y bulbo raquídeo). Por lo tanto, se halla ubicado por debajo del cerebro y adelante del cerebelo. Está constituido por el tálamo, epitálamo, hipotálamo y la glándula pineal. Dentro del diencéfalo se encuentra el tercer ventrículo.

Función

Es una especie de estación de relevo, ya que recibe señales nerviosas sensoriales y las reenvía a una determinada aéra de la corteza cerebral; por ejemplo, los impulsos nerviosos que vienen de la retina por quiasma óptico son enviado al núcleo geniculado lateral del tálamo, el cual las reenvía al centro de la visión en el lóbulo occipital de cada hemisferio.

Sunday, October 5, 2014

Neuritis Intersticial hipertrófica

La neuritis intersticial hipertrófica de Déjerine-Sottas es una rara enfermedad heredofamiliar, caracterizada por la hipertrofia del tejido intersticial de los nervios periféricos y las raíces posteriores raquídeas, así como por los fenómenos atróficos de las células de las astas anteriores de la médula y degeneración de los cordones posteriores. La neuritis intersticial hipertrófica se transmite en forma dominante, comenzando en general en el primer decenio de vida.

Clinicamente, la hipertrofia de los troncos nerviosos es visible y palpable, especialmente del ciático poplíteo externo, mediano y cubital. Todo el nervio puede estar igualmente engrosado, pero lo frecuente es que haya irregularidades con tumoraciones mamelonadas. A la compresión, los nervios se muestran duros e indoloros. Las amiotrofias son distales y generalmente asimétricas, recordando más la mononeuritis múltiple que a la polineuritis, y predominan en los miembros inferiores.

Desde el comienzo de la enfermedad hay arreflexia profunda en miembros inferiores y ocasionalmente en los superiores también. Los signos sensitivos son muy constantes y comprenden una hipoestesia de tipo mononeurítico para todas las formas de la sensibilidad superficial y otras veces una anestesia del tipo polineurítico. La sensibilidad profunda está siempre afectada, habiendo sobre todo una palestesia maleolar.

Saturday, October 4, 2014

Enfermedad de Charlot-Marie-Tooth

La enfermedad de Charcot-Marie-Tooth, o amiotrofia peronea, es una afección de carácter degenerativa, de tipo heredo familiar, cuyas características principales son las amiotrofias distales de los cuatro miembros, especialmente de los inferiores. Comienza entre los quince y veinte años de vida. El inicio de la enfermedad de Charcot-Marie-Tooth suele ser muy insidioso, observándose claudicación de los miembros inferiores, generalmente en forma simétrica.

El proceso comienza con una amiotrofia en los músculos peroneos laterales, que luego se extiende secundariamente a los músculos de la región anterior de la pierna (tibial anterior, peroneo anterior y los extensores común y propio del dedo mayor). Puede haber desde los primeros momentos parestesias, hipoalgesia e hipotermoestesia para todas las formas de sensibilidad con distribución en "bota" y "guante", de tipo polineurítico, aunque este hallazgo no es constante. Las atrofias de los músculos de las manos produce lo que se conoce como la "mano en garra". En la forma clásica, las amiotrofias de miembros inferiores siguen progresando hasta cierto nivel, que puede ser el tercio superior de la pierna y el tercio inferior del muslo. El límite entre la zona atrófica y la normal está claramente definido, como cortado en "hachazo" y dando lugar a distintas denominaciones, tales como pierna de avestruz o de cigüeña. Se produce la caída del antepie y la marcha con estepaje y el pie cavo.

Los reflejos profundos están disminuidos o abolidos distalmente en los miembros inferiores y ocasionalmente en los miembros superiores también. No hay trastornos de la taxia ni de los esfínteres. Con cierta frecuencia en la evolución se asocian síntomas de daño medular combinado que la asemejan a las heredoataxias.

Anatomía patológica

Los hallazgos más corrientes son una neuropatía distal con desmielinización y fragmentación de los cilindroejes (axones), y juntamente con ellos existen lesiones degenerativas de las raíces posteriores y anteriores de la médula. En las astas anteriores se observan fenómenos degenerativos con vacuolización, cromatólisis y degeneración glial.

Evolución

La enfermedad tiene curso limitado y no afecta la vida. Las amiotrofias siguen la evolución indicada y en los casos clásicos toman los cuatro miembros con predominio de los inferiores.