Pages

Friday, December 19, 2014

Vía corticotalámica

La vía corticotalámica es un haz de fibras nerviosas que van desde la corteza motora primaria y secundaria del lóbulo frontal (prerrolándica) hacia los núcleos lateroventral, anteroventral y dorsomediano del tálamo. Las fibras proceden de las neuronas fusiformes de la VI capa cortical. El tálamo actuaría como estación de relevo de estas fibras, entre la corteza frontal y áreas subcorticales.

Thursday, December 18, 2014

Vía corticobulbar

La vía corticobulbar, o corticonuclear, de Dejerine es un haz de fibras nerviosas mielínicas que unen la corteza del cerebro con bulbo raquídeo. Son fibras directas que parten de la región inferior de la corteza sensomotriz, que tienen que ver con la vocalización, masticación y salivación. Penfield y Rasmussen demuestran en 1949 que nacen precisamente de la parte inferior de circunvolución frontal ascendente y de la parte opercular de la circunvolución frontal inferior de corteza del lóbulo frontal; es decir, de las áreas 4b, 6b y 44 de Brodmann. La vía corticobulbar está destinada a los núcleos motores de los pares craneales, algunos de los cuales reciben conexión bilateral.

Wednesday, December 17, 2014

Hemisferio dominante

Al nacer ambos hemisferios cerebrales son iguales, pero luego uno se desarrolla ligeramente más que el otro, surgiendo un predominio de un hemisferio sobre el otro. En 9 de cada 10 personas que son diestras, el hemisferio izquierdo es el dominante. En estas circunstancias, la dominancia obedece a que la circunvolución angular izquierda es la que se impone integrativamente. La supresión de esta circunvolución en el hemisferio dominante reduce a una persona intelectualmente normal a otra casi idiota.

Igualmente la corteza premotriz, en el lóbulo frontal, establece una dominancia, de ahí que también aproximadamente 9 de cada 10 personas son manidiestras, lo que quiere decir que predomina la corteza premotriz izquierda. Lo opuesto ocurre en los zurdos. Sin embargo, la dominancia motriz no siempre se halla de acuerdo con el de la circunvolución angular.

Igualmente, en lo que respecta a los centros del lenguaje se observa una franca dominancia, pués su destrucción en el hemisferio dominante suprime el lenguaje, no así la destrucción de sus centros en el hemisferio no-dominante.

Tuesday, December 16, 2014

Localizaciones cerebrales

Las funciones motrices, sensitivas y somatosensoriales tienen sus localizaciones en la corteza cerebral. Fueron Fritsch y Hitzig quienes estimularon por primera vez en 1870, mediante una corriente eléctrica, al cerebro humano, causando reacciones motoras o motrices periféricas, como así también vegetativas y psíquicas. Sin embargo, fueron los investigadores como Campbell (1905), Brodmann (1909) y Koskina (1925) los que llegaron a realizar mapas, estableciendo las localizaciones cerebrales, en base a su citoarquitectura. Las áreas corticales establecidas por Brodmann han sido aceptadas y confirmadas en la actualidad.

La localización motriz corresponde al área 4 de Brodmann y se halla ubicada por delante de la cisura central o de Rolando. Esta área motora primaria se ubica en la circunvolución frontal ascendente po prerrolándica. Es una franja angosta pero larga, que se extiende en sentido ligeramente oblicuo. En la parte inferior se hallan los centros correspondientes a la parte más superior del cuerpo y su extensión se relaciona con la actividad funcional. Esta área da nacimiento a la vía corticoespinal, piramidal de Türk, que es contralateral, excepto para la cara que es bilateral. Su estimulación provoca movimiento en la zona corporal correspondiente y su destrucción la pérdida de movimientos finos y delicados, con espasticidad e hipertonía muscular.

La localización sensitiva o somatosensorial abarca las áreas 3, 1 y 2 de Brodmann. Se halla por detrás de la cisura de Rolando, ocupando la circunvolución postcentral o parietal ascendente. Es responsable de la sensibilidad epicrítica o discriminativa y de la sensibilidad estereognóstica. En esta área se proyectan las dermatomas contralaterales, exceptuando la correspondiente a la cara.

Las localizaciones sensomotrices extrapiramidales comprenden un extensa zona de la corteza frontal y parietal y que son:

Area 6 de Brodmann, que se encuentra ubicada por delante del área 4 (circunvolución frontal ascendente) y que corresponde a las partes posteriores de las circunvoluciones frontales superior, media e inferior, regulando la cadena de reflejos que mantienen el tono, la actividad dinámica y la deambulación, favoreciendo las sinergias musculares producidas por el aprendizajes, transformando el movimiento de voluntario en automático.

Area 8 de Brodmann está ubicada por delante del área 6 y su estimulación provoca movimientos adversos de la cara hacia el lado opuesto. La destrucción total del área 8 produce la rotación de la cabeza hacia el lado opuesto, como así también nistagmo (temblor ocular).

Las áreas parietales 5 y 7 de Brodmann son de asociación y elaboración sensitiva.

Las localizaciones prefrontales 9, 10, 11, 12, y orbitales 13 y 14 de Brodmann forman parte de la denominada corteza de asociación-elaboración, que conjuntamente con las otras zonas corticales y en particular con la 39 de Brodmann, nos da la noción témporoespacial, base de los engranajes que participan de la elaboración del pensamiento y en el análisis de la memoria. Mientras que el área 47 sería la zona de la disposición moral y perseverancia, según Kleist (1939). La lobotomía-lobectomía prefrontal produce distracción, aprosexia o hipoprosexia (mala atención), hipopnesia o amnesia (mala memoria), mal comportamiento moral y social, pérdida de la noción del tiempo y falta de iniciativa.

Las áreas 44, 45 y 46 de Broca participan del lenguaje motriz. El área 44 correspondería al verdadero centro motor del lenguaje o vocalizador, y las 45 y 46 participan asociativamente de la expresión motriz del lenguaje, de ahí la denominación de zonas de praxias verbomotrices o fascio-linguooralis.

Las áreas 41, 42, y 22 de Brodmann son los centros de la audición primaria o acústicas, que corresponden a la parte superior y central de la primera circunvolución temporal del lóbulo temporal. En cambio, las áreas 38, 21, 20 y 37 del mismo lóbulo participan, según Penfield y Rasmussen (1950), en la cadena neuronal asociativa acústicovisiva y, conjuntamente con el hipocampo y amigdala, integraría el complicado engranaje de almacenamiento de los esquemas de memoria o engranajes ideativos de la memoria.

El área 39 de Brodmann, o circunvolución angular, localizada en la unión de los lóbulos parietal, temporal y occipital, interviene en la integración de los más complicados circuitos oscilantes de la actividad pensante. La supresión de esta área a nivel del hemisferio dominante produce trastornos profundos de la actividad psíquica. También parte del área 39, junto a la 40
y parte posterior de la 22 (región parieto-temporal) constituye la zona de Wernicke, o zona de comprensión semántica-sintáctica del lenguaje. Mientras que las áreas 18 y 17 de Brodmann abarcan el lóbulo occipital y son el centro de la visión.


Monday, December 15, 2014

Cápsula interna (cerebro)

La cápsula interna es un conjunto de fibras largas de proyección por las cuales la corteza cerebral está conectada al tronco del encéfalo (protuberancia anular y bulbo). Estas fibras, que van desde las ricamente mielinizadas a las escasamente mielinizadas, afieren o efieren de la corteza. La cápsula interna se halla en el interior del cuerpo oval, rodeando al núcleo lenticular, presentando al corte horizontal la forma de una V abierta hacia afuera. Como consecuencia posee dos brazos y un codo. El brazo anterior se denomina frontal o lenticulocaudado, mientras que el brazo posterior se llama occipital o lenticuloóptico.

Las fibras que constituyen la cápsula interna discurren de la siguiente manera: 1) el brazo anterior o lentículocaudado: hacia la parte interna o caudada, discurren eferentemente el fascículo frontopontino-tectorreticular y hacia la parte externa o lenticular, afiere la radiación talámica anterior, procedente en su mayor parte del núcleo dorsomediano; 2) codo: pasa la vía corticobulbar; 3) brazo posterior o lenticuloóptico: se subdivide en tres partes: a) lenticulo talámica, que proceden de la corteza cerebral y son las vías corticoespinal, corticorrúbrica y corticonígrica; b) retrolenticular, y c) sublenticular, ocupadas por las fibras temporopontinas, occípitopontinas y occipitotectales.

Friday, December 12, 2014

Morfología macroscópica del cerebro

Ontogenéticamente, el cerebro humano, o telencéfalo, se dobla, arquea o rota, tomando como eje la ínsula de Reil, de tal modo que los polos temporal y frontal se tocan. La ínsula de Reil (también llamada corteza insular) es una zona de la corteza cerebral de forma oval, que se halla oculta por la parte opercular de los lóbulos frontales, temporales y parietal, en los pliegues profundos de la cisura de Silvio.

Dos grandes cisuras, una transversal denominada cisura transversal o de Rolando y otra lateral o de Silvio, configuran cuatro lóbulos cerebrales en cada hemisferio: a) frontal, que se halla por delante de la cisura de Rolando; b) parietal, región ubicada por detrás de ésta cisura; c) occipital, que se encuentra en el extremo o polo posterior del cerebro, posterior e inferior a la cisura calcarina; d) temporal, que está por debajo de la cisura de Silvio. De todos los primates, es en el hombre donde los lóbulos frontal y el temporal adquirieron en el proceso evolutivo de la humanidad una gran evolución y tamaño, estando conectados por tres fascículos: el uncinado, el arcuato (arqueado) y el longitudinal superior.

Por su parte, cada lóbulo de la corteza posee una serie de surcos, menos profundos que las cisuras, que los subdividen en circunvoluciones. De esta manera, el lóbulo frontal está subdividido en las siguientes circunvoluciones: superior, media, inferior (ésta con sus tres partes: opercular, triangular y orbital) y prerrolándica o frontal ascendente (en esta última se localiza la zona motora primaria). El lóbulo temporal en las circunvoluciones superior, media e inferior. El parietal en las circunvoluciones postrolándica, parietal superior, parietal media y angular. El occipital, por las dos circunvoluciones láterooccipital. En la cara interna de cada hemisferio cerebral se encuantra la circunvoluciones cingulada o calloso-marginal, que rodea al cuerpo calloso.

En un corte transversal, el cerebro presenta a simple vista dos partes: una cortical o gris, denominada corteza o manto cerebral, y otra central o blanca, denominada centro oval. El cerebro posee un peso medio de 1,4 kg y un volumen de masa encefálica promedio de unos 1.425 cm3.

Se ha demostrado que en la gran mayoría de las personas, el cerebro disminuye de peso lentamente a partir de los 45 años de edad. En los cerebros normales de personas que han vivido más de 70 años, se observa por lo general, una leve hidrocefalia fisiológica. A esta edad, químicamente han disminuido los prótidos y lípidos y, por consiguiente, el N y P, en cambio aumenta el S y ADR, como consecuencia de la proliferación glial. No hay modificaciones del consumo de oxígeno.

Thursday, December 11, 2014

Receptores sensoriales y sensitivos

Los receptores sensoriales y sensitivos son los órganos sobre los cuales recae el estímulo, estando constituidos por la neurona aferente y las terminaciones periféricas y receptoras de las cuales parten sus fibras.

A su vez, los receptores se clasifican en receptores externos o exteroreceptores y receptores internos o interoceptores. Los externos están compuestos por: 1) los corpúsculos de Meissner y células de Merkel, para la sensibilidad cutánea superficial táctil; 2) corpúsculos de Paccini, para la sensibilidad profunda a la presión; 3) corpúsculos de Ruffini, para la sensibilidad térmica al frío; 4) terminaciones libres para la sensación del dolor; 5) órgano de Corti (en oído interno), para la sensación auditiva; 6) retina, para la sensación visual o visiva; 7) mucosa pituitaria, para el sentido del olfato; 8) corpúsculos gustativos para el sentido del gusto.

Los receptores internos se sub-clasifican a su vez en: 1) propioceptores y 2) visceroceptores. Los propioceptores son: a) husos musculares de Kumkell, que se hallan en los músculos, siendo sensibles a la tracción; b) husos tendinosos, que se hallan en los tendones, poseen corpúsculos de Golgi y son sensibles a la presión profunda; c) los corpúsculos de Paccini, que se encuentran en las articulaciones; d) el laberinto del sistema vestibular del oído, regulando la posición y el movimiento. Por su parte los visceroceptores se hallan en los músculos lisos de los sistemas respiratorio, digestivo, urogenital, hemocirculatorio, y los receptores de los senos carotídeos y aórticos.