Pages

Thursday, February 26, 2015

Tetania paratiroidea

La tetania paratiroidea es un síndrome causado por carencia o insuficiencia de la hormona paratiroidea por extirpación o mal funcionamiento de las glándulas que la segregan. Se caracteriza por excitabilidad aumentada de los nervios motores y de ciertas partes del sistema nervioso central que afectan ciertos músculos del cuerpo, especialmente de las piernas y brazos. Esto se debe a un deficiente metabolismo del calcio, el cual baja en el suero de sangre de 10 mgs a 8 o 6.

Los músculos presentan sacudidas que al principio son finas, luego toscas e irregulares. El centro para estas sacudidas está en la médula. Más tarde hay rigidez de extensores en las piernas. Eventualmente hay  accesos violentos, alternando, por lo común, con períodos de depresión. Durante el estadio tónico del acceso, el espasmo de los músculos respiratorios y de la laringe es capaz de producir asfixia fatal.

El sistema nervioso autónomo también está afectado. Hay espasmo del esófago y el cardias; la respuesta a la inyección de adrenalina está aumentada.

Wednesday, February 18, 2015

Glándulas paratiroideas

Las glándulas paratiroideas son cuatro glándulas endocrinas dispuestas en dos pares (superior e inferior) que se encuentran en la superficie posterior de las tiroides. Encapsuladas por tejido conectivo, están constituidas por masas o columnas de células con numerosos y amplios canales sanguíneos entre ellas. Estas células son de dos tipos: células principales, o oxifílicas, con núcleo poco teñible; y células eosinófilas, que son mucho menor en número y con núcleos bien marcados. Estas últimas no aparecen hasta la pubertad.

Función

Segregan hormona paratiroidea, la cual ejerce una acción importante en la regulación del metabolismo del calcio y el contenido de éste en la sangre, huesos y la orina.

Si se extirpan las paratiroides, se presenta un estado llamado "tetania paratiroidea", la cual se caracteriza por una excitabilidad aumentada de los nervios motores y de ciertas partes del sistema nervioso central, con rigidez en varios músculos del cuerpo. Los síntomas aparece de uno a tres días luego de realizarse la extirpación. Ésto puede ser fatal sino se realiza terapia de reemplazo de esta hormona.

Thursday, February 12, 2015

Metabolismo del calcio

La necesidad mínima de calcio del adulto es de 0,5 gramos por día, aunque es conveniente 1 gramo diario. Los principales alimentos portadores de calcio son la leche y sus productos derivados, como el queso y manteca.

La absorción del calcio es siempre incompleta, excretándose aproximadamente el 75 % del calcio ingerido por las heces. La cantidad absorbida aumenta cuando el calcio se encuentra en el intestino en forma más soluble. Así, cuando la acidez del intestino delgado se eleva, se forma fosfato cálcico ácido y hay una absorción mayor; inversamente, la alcalinidad mayor del contenido intestinal origina el Ca3(PO4)2 y CaCO3, fosfato y carbonato de calcio respectivamente, habiendo una absorción menor. Si las grasas son aprovechadas en forma insuficiente, se unen con el calcio constituyendo jabones insolubles, resultando en pérdida de calcio. Cuando hay una ingestión excesiva de fosfatos, se forma Ca3(PO4)2 insoluble, habiendo nuevamente pérdida de calcio. En condiciones constantes, una mayor ingestión de calcio comporta una absorción aumentada. Por último y lo más importante, la vitamina D, actuando de una manera desconocida, es esencial para que haya una absorción adecuada de calcio.

El contenido de calcio en el suero de sangre es muy constante: 10 mgrs. por 100 cm3.; los hematíes están prácticamente privados de calcio. Únicamente 2 miligramos por 100 cm3 se encuentran en simple solución física y con seguridad ésta es una forma activa e ionizada. De 3 a 5 mgrs por 100 cm3 están laxamente combinados con las proteínas plasmáticas y mantenidas así en solución; este calcio, no obstante, no es difusible, no puede atravesar la membrana capilar, y es dudoso que posea actividad fisiológica. El restante está mantenido en solución por medios desconocidos; esta fracción es fisiológicamente activa y difusible.

El calcio se excreta principalmente por las heces y, en menor proporción, por la orina. El calcio fecal comprende el no absorbido más el excretado por el intestino grueso.

Funciones del calcio

Es esencial para la osificación; regula la excitabilidad de las terminaciones y centros nerviosos; es necesario para una contracción adecuada del músculo cardíaco; es necesario también para la coagulación de la sangre y de la leche; disminuye la permeabilidad del endotelio capilar.

Wednesday, February 11, 2015

Relación entre los testículos y la hipófisis


El lóbulo anterior de la hipófisis regula la actividad testicular de la misma manera que hace con el ovario. El mismo segrega la hormona luteinizante, la cual estimula a las células de Leydig de los espacios intersticiales de los testículos a producir testosterona. Los injertos de lóbulo anterior practicados a machos impúberes aceleran marcadamente la aparición de la madurez sexual; a la inversa, la hipofisectomía origina una degeneración testicular y, en consecuencia, la atrofia de los órganos secundarios de la reproducción.

Los extractos testiculares no son capaces de devolver a los testículos así degenerados su actividad normal, si bien pueden promover el crecimiento de los órganos accesorios. La hipófisis anterior gobierna, pues, directamente la espermatogénesis o la actividad de las células intersticiales; éstas no tienen influencia sobre la espermatogénesis actuando solamente sobre los otros caracteres sexuales. Los injertos hipofisarios causan un crecimiento exagerado bien visible de los órganos accesorios, por ejemplo, vesículas seminales, de los animales normales, aumenta la frecuencia de la cópula en los ratones viejos y dominan la depresión sexual promovida por la avitaminosis B.

Tuesday, February 10, 2015

Composición y propiedades de la leche materna

La leche materna humana contiene lactalbúmina, caseinógeno, grasa, carbohidratos, cenizas, más vitaminas A, D, B9 y B12 y minerales como calcio, sodio, cloro, hierro, etc. La leche es más rica en grasa en las mujeres de entre 20 y 35 años de edad. En una primípara, la leche contiene más grasas y proteínas. Durante una enfermedad, cae el contenido en grasa y aumentan las proteínas.

El caseinógeno es una de las dos proteínas principales del la leche, siendo una fosforoproteína que tiene como origen los aminoácidos del plasma sanguíneo. Es precipitado por los ácidos débiles y convertido por la renina en caseinato cálcico insoluble, que es fácilmente disuelto por el jugo gástrico. El caseinógeno contiene todos los aminoácidos esenciales excepto la cistina.

La lactoalbúmina es la otra proteína de la leche y se parece a la seroalbúmina, siendo rica en cistina. En la leche humana hay aproximadamente dos partes de lactalbúmina y una parte de caseinógeno. En la leche de vaca las dos proporciones son muy diferentes: el caseinógeno abunda seis veces más que la lactalbúmina. Además, este caseinógeno de la leche de vaca forma en el estómago grandes masas sólidas que son relativamente insolubles. Su composición química, asimismo, es diferente de la del caseinógeno humano.

La grasa de la leche humana se encuentra en forma de pequeños glóbulos que son emulsionados por la albúmina disuelta. Las grasas que se encuentran en mayor cantidad son trioleína, triestearina y tripalmitina. Los ácidos grasos libres sólo existen en pequeñas cantidades. La leche de vaca contiene unas ocho veces más ácidos grasos, lo cual la hace menos digerible.

El carbohidrato o azúcar de la leche es un disacárido, la lactosa, la cual deriva de la glucosa del plasma.

Friday, February 6, 2015

Glándula mamaria

La glándula mamaria consiste en una serie de conductos que se ramifican para originar túbulos terminales, que a su vez conducen a los alvéolos, los cuales son cavidades huecas de apenas unos cuantos milímetros de longitud. Estos alvéolos mamarios están tapizados internamente por células cuboides, secretoras de leche, que están rodeadas a su vez por células mio-epiteliales (con fibras musculares lisas).

La mama se origina como una invaginación del epitelio superficial que profundiza en el tejido conectivo subyacente, primero como columnas celulares sólidas que gradualmente se van haciendo huecas, para finalmente transformarse en conductos. En el nacimiento es rudimentaria; antes de la pubertad el desarrollo es lento y consiste principalmente en un alargamiento y una pequeña ramificación lateral de los conductos. En la pubertad, en la mujer, seguramente por la actividad hipofiso-ovárica, hay una ramificación pronunciada de los conductos para luego formarse los alvéolos. Con cada ciclo sexual la glándula sufre nuevos cambios proliferativos con regresión subsiguiente, pero en conjunto hay un aumento, debido en parte a un mayor depósito de grasa. Entre los períodos menstruales hay hiperemia de las mamas, aumento del estroma interalveolar, y posiblemente nueva formación de alvéolos.

Durante la preñez las mamas crecen mucho, debido a la formación de tejido glandular fresco. Loeb, empleando el método del coito estéril en el conejo, halló que las glándulas mamarias proliferaban mientras persistían los cuerpos lúteos. Concluyó que el cuerpo lúteo era directamente responsable de las alteraciones mamarias de la gestación. Los cambios en las mamas durante la gestación se deben a la acción directa de una hormona pituitaria anterior. No es necesario una inervación intacta para el desarrollo mamario durante el embarazo. Se han trasplantado mamas totalmente, rompiendo así toda conexión nerviosa, y aun se ha comprobado un crecimiento durante la gestación, habiendo funcionado, si bien algo ineficazmente, después del parto.

Con el nacimiento del feto, el alvéolo mamario está completamente maduro. El proceso de secreción de leche es puesto en marcha con la succión del niño, aunque durante el último período de la preñez puede haber secreción de pequeñas cantidades pues es posible exprimir algunas gotas de leche de los pechos. Ésta se acumula en los conductos galactóforos.

Tuesday, February 3, 2015

Ciclo menstrual humano

El promedio del ciclo menstrual humano es de 28 días, con una ovulación que ocurre aproximadamente en la mitad del ciclo. En la mucosa del útero se reconocen los siguientes estadios:

1) Estadio de reposo (unos 12 días): hay un epitelio cilíndrico ciliado intacto que penetra en la mucosa en forma de glándulas tubulares simples, entre los cuales se encuentra el estroma formado por células de tejido conectivo dispuestas laxamente.

2) Estadio proliferativo: la mucosa se engruesa y las glándulas aumentan en longitud tomando un aspecto tortuoso o serpenteante.

3) Estadio premenstrual (8 días antes de empezar la menstruación): el endometrio se engruesa aún más, mientras que las células del estroma proliferan, se agrandan y se juntan más estrechamente, semejando las que se encuentran en la placenta joven; las glándulas están extremadamente distendidas por moco y el epitelio forma pliegues parecidos a vellosidades que se proyectan en la luz, confiriendo a la pared glandular el aspecto de un penacho de sierras afiladas; los capilares se congestionan y hay exudación de un líquido claro y algo sanguinolento.

4) Estadio destructivo (4 o 5 días de menstruación): la sangre sale de los capilares en parte de vasos intactos por diapedesis y en parte por áreas donde ha sido rota la pared de revestimiento. La sangre que se halla en el estroma invade la luz glandular y se acumula en cantidades considerables debajo del epitelio superficial; finalmente alcanza la cavidad uterina desgarrando el epitelio en proporción variable, y pasa al exterior junto con mucho moco de las glándulas uterinas, leucocitos emigrados y fragmentos de mucosa desintegrada. La sangre menstrual que se escapa rápidamente del útero se coagula pronto, lleva fibrina abundante y contiene trombina. Si es retenida más tiempo en el cuerpo uterino, hay una coagulación parcial en aquel punto y en el endometrio se puede depositar películas de fibrinas. Los coágulos intrauterinos retenidos durante largo tiempo sufren un proceso secundario de disolución; esto quizás se debe a que la trombina incubada a la temperatura del cuerpo produce una sustancia capaz de disolver la fibrina.

5) Estadio de reparación: la sangre que se encuentra en el estroma se absorbe, y el epitelio denudado es substituido por la proliferación de células restantes y por las glandulares, mientras que la congestión vascular y el edema desaparecen.