Pages

Friday, December 4, 2009

Intestino Delgado

El instestino delgado es la parte del tracto gastrointestinal que le sigue al estómago y precede al instestino grueso. La mayor parte de la digestión y absorción de los alimentos tiene lugar en el instestino delgado.

El intestino delgado en los adultos mide aproximadamente 7 m de longitud y entre 2,5 y 3 cm de diámetro. Los pliegues de sus paredes internas y las vellosidades intestinales incrementan la superficie interna del intestino delgado 500 veces, unos 200 m2 (cuadrados). El intestino delgado está dividido en tres partes estructurales: 1) duodeno, de 26 cm de largo; 2) yeyuno, de 2,5 m de longitud; 3) íleo, de 3,5 m.

El duodeno se caracteriza por su relación con el estómago, hígado y páncreas, pero el yeyuno e íleo son más difíciles de distinguir, y no hay una separación neta entre ambos. En general se distinguen por que el yeyuno tiene mayor diámetro que el íleo (3 centímetros el yeyuno, 2 cm el íleo); además el yeyuno tiene más pliegues circulares, más vellosidades intestinales y más finas, mientras que el íleo tiene menos. En cambio, en el íleo los folículos linfoides (placas de Peyer) y la irrigación vascular en forma de arcadas es mayor, que en el yeyuno. Además sus paredes son más delgadas y menos vascularizadas.

Tres clases de nutrientes son digeridos en el intestino delgado: proteinas, carbohidratos y lípidos. Las proteinas son desdobladas en aminoácidos por la tripsina y la quimotripsina pancreática; los lípidos son degradados en ácidos grasos y glicerol por la lipasa pancreática; carbohidratos complejos como los polisacáridos y disacáridos son desdoblados en formas simples, en monosacáridos (glucosa) por acción de la amilasa pancreática y la sucrasa intestinal. El páncreas vierte sus enzimas digestivas en el duodeno a través del canal pancreático.

Intestino delgado