Pages

Tuesday, February 9, 2010

Vesículas sinápticas

Las vesículas sinápticas son pequeños sacos en las extremidades de los telendrónes de los axones. Almacenan neurotransmisores que son liberados durante la sinápsis. La apertura de las vesículas sinápticas para liberar estos neurotransmisores esenciales para la transmisión de impulsos nerviosos se lleva a cabo a través de canales de iones de calcios.

Las vesículas sinápticas están constituidas por una doble capa lípida en las cuales se insertan proteinas de transporte específicas a cada neurotransmisor. Los neurotransmisores son transportados desde el citoplasma del cuerpo de la neurona hacia las vesículas sinápticas por transportadores vesiculares que dependen de mecanismos de transportes activos, los cuales funcionan por intercambios de protones +.

Cada vesicula sináptica contiene un sólo tipo de neurotransmisor y en cada terminal de un axón, pueden existir diferentes tipos de vesículas sinápticas. Cuando hay un potencial de acción (o polarización), se dispara la exocitosis de las vesículas sinápticas vertiendo su contenido en la sinapsis. Las moléculas de los neurotransmisores se propagan a través de la sinapsis, adheriendose a receptores específicos situados en la zona post-sináptica.

Esquema de vesículas sinápticas en un botón de teledendrón