Pages

Friday, February 18, 2011

Monocitos

Los monocitos son un tipo de leucocito que pueden fagocitar (ingerir) partículas extrañas o microorganismos foráneos, como bacterias o virus, luego de haberse transformado en macrófagos y células dendríticas. Los monocitos se originan en la médula ósea a partir de células madres precursoras llamados monoblastos. Luego de circular libremente por la sangre alrededor de tres días, migran a los tejidos del cuerpo donde se diferencian (transforman) en macrófagos y células dendríticas. Los primeros fagocitan microorganismos foráneos, y las segundas son células presentadoras de antígenos, presentándolos a los linfocitos T para que éstos aprendan a reconocer los antígenos peligrosos.

De esta manera, se puede decir que los monocitos desempeñas dos funciones en el sistema inmunológico: 1) fagocitosis, a través de la producción de macrófagos; 2) presentación de antígeno en la superficie de los linfocitos T. Los monocitos son los leucocitos de mayor tamaño, midiendo entre 7 y 15 µm, con una proporción entre el 4 al 8% en la sangre. Presenta un núcleo arriñonado (forma de riñón), que se tiñe de color violeta-azulado con una proporción 2:1 con respecto al resto de la célula, y tiene una depresión profunda. Los niveles de monocitos en la sangre tienden a elevarse cuando algien tiene una infección.