Pages

Thursday, June 23, 2011

Características fisiológicas del músculo cardíaco

La actividad rítmica del corazón depende de cuatro características, o propiedades, fisiológicas del músculo cardíaco: excitabilidad, contractibilidad, conductibilidad del estímulo, producción del estímulo. La excitabilidad del corazón es directa o indirecta. El miocardio difiere de la musculatura esquelética porque la cuantía de la conducción cardíaca no depende de la intensidad del estímulo, sino que todo estímulo eficaz determina siempre una contracción máxima (ley del todo o nada). Por siguiente, permanece sin efecto un estímulo infraliminar.

Durante la contracción (segunda característica fisiológica), el músculo cardíaco pierde su excitabilidad, permaneciendo completamente refractario a los estímulos. Esta inexcitabilidad va disminuyendo gradualmente después de la contracción (durante la diástole), de manera que en esta fase sólo reacciona a estímulos muy intensos. El período en el que el corazón es absolutamente inexcitable, se llama "fase refractaria".

De dicha fase refractaria depende la pausa compensadora en las extrasístoles experimentales. Cuando en un corazón que late con regularidad se produce una extrasístole, por actuar un estímulo antes de la sístole espontánea, sigue una pausa compensadora, pues el próximo estímulo ventricular normal coincide con la fase refractaria de la extrasístole. La duración de la última sístole, de la extrasístole y de la pausa compensadora equivale al doble de la de una sístole ventricular normal (ley de la conservación del período de exitación fisiológico. Toda extrasístole forzada no trastorna, por lo tanto, el régimen de las sístoles fisiológicas.

La producción del estímulo es una característica inmanentemente del miocardio (músculo cardíaco); pero de ordinario, no se extiende por igual a todas sus fibras, sino que está limitada a ciertas zonas del corazón, al sistema sinusal y al atrioventricular. En este sintido corresponde al nódulo sinusal, que es el regulador del corazón, la principal influencia en la producción de los estímulos cardíacos espontáneos, automáticos y rítmicos. Pero si cesa la producción de estímulo en el nódulo sinusal, automáticamente entran en función los segmentos inferiores del sistema específicos de conducción del estímulo, con un ritmo más lento: el tronco del fascículo de His y sus ramas. Los estímulos que nacen en el seno se llaman "nomotópicos", y los procedentes de los demás centros rítmicos autonómicos "heterotópicos.