Pages

Sunday, July 3, 2011

Insuficiencia Ventricular Izquierda

La insuficiencia ventricular izquierda es cuando el ventrículo izquierdo no bombea por completo la masa de sangre oxigenada, que le llega desde la aurícula izquierda durante la diástole, hacia el resto del cuerpo. Esta forma de insuficiencia se encuentra principalmente en corazones cuyo ventrículo izquierdo ha tenido que vencer grandes resistencias, opuestas unas veces por la hipertensión arterial que dificulta la evacuación ventricular, otras veces por la lesión aórtica que sobrecarga al corazón. La insuficiencia del ventrículo izquierdo puede ser también producida por una afección del miocardio provocada por una arterioesclerosis de la arteria coronaria izquierda o una miocarditis.

El comienzo de la insuficiencia ventrícular izquierda se caracteriza por una menor evacuación de la masa de sangre que llega al ventrículo izquierdo durante la diástole, es decir por el aumento del residuo de repleción sistólica, sin que al consiguiente aumento de la masa sanguínea diastólica reaccione el ventrículo izquierdo con mayor esfuerzo, es decir, con mayor tensión, mientras que el ventrículo derecho sigue recibiendo desde la periferia la masa normal de sangre e impulsándola hacia el pulmón. Cuando el residuo de repleción sistólica del ventrículo izquierdo aumenta en tal forma que la aurícula izquierda ya no es capaz de impulsar el volumen sanguíneo diastólico hacia el ventrículo, se produce una estasis, es decir un aumento de la tensión en la aurícula izquierda, que se propaga hacia las venas pulmonares. De esta manera el ventrículo izquierdo con insificiencia ya no es capaz de recibir e impulsar por completo la masa de sangre que llega desde los pulmones. En el lado izquierdo del corazón está disminuido el volumen de sangre expulsado durante la sístole, en relación con el volumen de sangre que llega a él durante la diástole. En la insuficiencia ventricular izquierda el corazón conserva un residuo de sangre excesivamente grande como masa muerta en el ventrículo izquierdo, en el cual la tensión diastólica es exagerada.

Esta sobrecarga se reconoce clínicamente por la evidente dilatación del ventrículo izquierdo que se advierte al presentarse los primeros síntomas de la insuficiencia insuficiencia relativa del ventrículo izquierdo. Este último, algo agrandado por la hipertrofia simple, adquiere luego la forma del corazón diastólico, es decir, el ventrículo izquierdo aumenta de tamaño en su eje longitudinal, ensanchándose la punta del corazón. Dicho ventrículo se desplaza hacia afuera y abajo y presenta en la radiografía la forma característica de la dilatación miógena. En estos casos de insuficiencia inicial del ventrículo izquierdo puede seguir el desarrollo gradual del aumento de tamaño del mismo, hasta llegar a los grados más acusados de dilatación, observándose en la radiografía un oscurecimiento de los campos pulmonares que se va extendiendo gradualmente desde el hilio pulmonar, y que es producido por la repleción de las venas pulmonares. Se ensanchan al mismo tiempo los campos pulmonares: el pulmón se dilata, descienden los límites pulmonares y este descenso puede disminuir la nitidez de los contornos del corazón en las radiografías.

Los casos más frecuentes de insuficiencia ventricular izquierda corresponden a los corazones hipertróficos en la hipertensión arterial y a los casos de ateroma de la arteria coronaria izquierda, con irrigación defectuosa de la musculatura del ventrículo izquierdo. La patogenia de todos estos casos consiste, en primer lugar, en la irrigación deficiente del miocardio, por hipotensión arterial en el territorio de la arteria coronaria izquierda; de esta manera se produce una insuficiencia ventricular, sobremanera significativa en determinados sectores del miocardio, por ejemplo, en los músculos papilares y en la punta del corazón.