Pages

Wednesday, October 26, 2011

Polineuritis

También conocida como neuritis múltiple, la polineuritis es una enfermedad que afecta a la vez a varios nervios periféricos en forma simétrica. Es de carácter inflamatorio o degenerativo, determinada por causas infecciosas, virales o tóxicas y avitaminósicas que motivan trastornos motores o sensitivos o mixtos. La polineuritis puede ser de evolución aguda, subaguda o crónica. De acuerdo a las causas, la enfermedad se puede distinguir en los siguientes grupos: 1) tóxicas, que incluyen el alcoholismo crónico y que es una de las más frecuente, como así también el saturnismo, el arsenismo y la intoxicación por óxido de carbono; 2) infecciosas, comprenden la difteria, las fiebres aberthianas, sífilis, tuberculosis, gripe, etc.; 3) metabólicas y avitaminósicas, entre las cuales figuran la diabetes, el beriberi, la pelagra, etc.

Anatomía patológica de la polineuritis

Se advierten en los nervios procesos inflamatorios de carácter exudativo o infiltrativo celular a nivel del perineuro, y también desmielinización de los cilindroejes (axones) que puede, sin embargo, ser parcial de modo que son susceptibles de regenerarse. Es de notar que con cierta frecuencia coexisten con la alteración de los nervios periféricos moderadas lesiones del sistema nervioso central, de carácter encefalítico, mielítico y meningítico.

Cuadro clínico

La polineuritis puede iniciarse de forma brusca o de modo insidioso y progresivo; unas veces aisladamente, otras dentro del cuadro de la enfermedad general que la determina: difteria, tifoidea, alcoholismo, diabetes, etc. Las manifestaciones iniciales consisten en parestesias: adormecimiento, hormigueo, calambres, dolores y pérdida de fuerza progresiva a nivel de los miembros. Como manifestaciones objetivas se comprueban paresia o parálisis de los miembros superiores e inferiores. Las parálisis son del tipo periférico, es decir con flacidez, atrofia muscular y arreflexia.

En los miembros inferiores se alteran sobre todo los músculos inervados por el ciático poplíteo externo, y en los superiores, los extensores del brazo, es decir, en el dominio del radial y de los interóseos de la mano, dentro del dominio cubital. La marcha presenta el característico estepaje o paso de parada, esto es, con el pie en equinismo, realizando el sujeto una hiperflexión de la cadera para evitar arrastral aquel por el suelo. A veces también se comprueban fenómenos atáxicos (ataxia neurítica).

Como trastornos de la sensibilidad se observan en algunos casos hiperestesias, en otros casos hipoestesias o anastesias tanto de la sensibilidad superficial como la de la profunda. La presión de las masas musculares provoca dolor, asi como también la de los trayectos nerviosos. Existen trastornos vegetativos, sudación suprimida o exagerada, aparición de dermografismo o eritemas, de vesículas y ampollas, de ictiosis e hiperqueratosis, de piel brillante (glossy skin), de cianosis y frialdad de los territorios afectados, esto último en la polineuritis arsenical.

La excitabilidad eléctrica se modifica en forma cuantitativa o cualitativa (reacción de Remark generalmente parcial). En el líquido cefalorraquídeo se verifica aumento de la albúmina y pleocitosis moderada motivado por la participación de la raíces raquídeas; sin embargo, el líquido cefalorraquídeo puede ser normal en unos casos y en otros, se comprueba disociación albuminocitológica.

Pronóstico

En general, la polineuritis tiene tendencia a la regresión y termina curando en un tiempo variable y por completo. Desde luego que esta evolución favorable está también relacionada con la causa y tiene valor, en casos dudosos, para confirmar el pronóstico de polineuritis.

Tratamiento

Aunque puede variar de acuerdo a la etiología, el tratamiento se ciñe a las siguientes generales: 1) remover la causa, sea tóxica, sea infecciosa, mediante las medidas adecuadas; 2) suministrar en abundancia vitaminas B1, B6 y B12, procurando que la dieta también las contenga en bastante cantidad; 3) fisioterapia.