Pages

Wednesday, January 4, 2012

Alveolos pulmonares

Los alveolos pulmonares son estructuras anatómica de los pulmones que tienen la forma de pequeños sacos o globos. Podría decirse que son las últimas ramificaciones del árbol respiratorio. Los alveolos funcionan como unidades de intercambio gaseoso. La membrana alveolar entre el espacio alveolar y los capilares pulmonares es extremadamente delgada, lo que permite el rápido intercambio de gases, liberando anhídrido carbónico (CO2) procedente de los tejidos del cuerpo y absorviendo el oxígeno (O) en el aire que inhalamos.

Para alcanzar la sangre circulante en los capilares sanguíneos, el oxígeno debe difundirse o penetrar a través del epitelio alveolar (una delgada membrana intersticial) y el endotelio de los capilares; el anhídrido carbónico debe realizar el proceso inverso. Los alveolos están compuesto de dos tipos de células epiteliales: células tipo I, que tienen extensiones citoplasmáticas largas y que se extienden a lo largo de las paredes alveolares, constituyendo de esta manera el epitelio alveolar; la células tipo II, que son más compactas y son responsables de la producción del surfactante pulmonar, un fosfolípido que tapiza los alveolos y que sirve para reducir las tensiones de superficie a diferentes volúmenes, contribuyendo a la estabilidad alveolar.